El Gas Natural Vehicular, ¿llegó para quedarse?

Los tractocamiones o camiones de carga son vehículos muy pesados que requieren altas necesidades de combustible, el tiempo que viven en carreteras o autopistas, más aparte el peso que llevan consigo los obliga a consumir grandes cantidades de diésel o gasolina, parece ser que las grandes empresas aún no le han echado un vistazo a los diferentes combustibles que existen en el mercado, combustibles de menor precio y que tienen un gran impacto con el medio ambiente.

Teniendo en cuenta que el consumo es elevado, el aspecto más importante que debemos de tener en cuenta, es la contaminación; con el gas natural vehicular minimizas considerablemente la emisión de sustancias nocivas en la atmósfera de nuestro planeta, ¿por qué la contaminación es un punto a considerar? sabiendo que todas las empresas consideran como punto más relevante el ahorro que te da un motor a gas natural que uno a diésel, es un punto a considerar por que es básico que si no tomamos en cuenta al medio ambiente, pronto el transporte por carretera dejará de ser sostenible y las grandes empresas transportistas podrán estar envueltas y llenas de obstáculos para seguir operando de manera normal.

Otra de las alternativas más atractivas del Gas Natural, es lo económico que puede resultar un tanque lleno de GNV que un tanque lleno de diésel o gasolina, al tener un vehículo sostenible, te enfocas en la eficiencia y en la emisión cero de elementos contaminantes; el desembolso en combustible baja gravemente y la empresa obtiene grandes beneficios económicos.

Existen otro tipo de beneficios como los fiscales y el bajo costo de los mantenimientos en las unidades que cuentan con GNV, fiscalmente un camión CNG puede deducirse hasta en un 75%, eso comparado con un 20% que se deduce de un vehículo de gasolina o diésel, la diferencia es abismal, no solo ahorras en combustible sino fiscalmente también; en cuanto a los precios de mantenimiento, el precio por cada servicio es más barato comparado con los precios normales de las agencias populares en el país.

El Gas Natural aún está teniendo retrasos en entrar de lleno en el mundo transportista, las ventajas son muchas y no existe algún riesgo en adquirir unidades con esta tecnología sino todo lo contrario.

El Gas Natural debe de quedarse, es la alternativa más sana para el medio ambiente y los beneficios económicos que le traerá a tu empresa son mayores, es la inversión perfecta para un mercado tan amplio y costoso.